martes, 21 mayo 2024

ADISLAN bajo la lupa: movilizaciones anunciadas ante falta de compromiso empresarial

Foto. La Voz de Lanzarote

PJ

Los trabajadores de ADISLAN, una entidad encargada de gestionar servicios esenciales como residencias, centros de día y viviendas funcionales, se encuentran en el ojo del huracán, enfrentando una situación que desafía su estabilidad y bienestar: el impago de salarios.

La crónica de esta situación no es nueva; es una narrativa que ha venido construyéndose desde junio de 2023, momento desde el cual la empresa ha acumulado deudas con su plantilla, adeudándoles una parte significativa de los atrasos correspondientes al año 2022. Sin embargo, el capítulo más reciente de esta historia, el del impago parcial de las nóminas de marzo, ha servido como catalizador para una reacción más firme y organizada por parte de los afectados.

La suma abonada, apenas 800 euros por persona, se queda corta frente a las necesidades básicas de los trabajadores, empujándolos hacia una situación de precariedad insostenible. A esto se suma la constante incertidumbre generada por los habituales retrasos en los pagos, creando un clima de ansiedad y tensión entre quienes dependen de estos ingresos para subsistir.

La respuesta de la empresa a esta crisis, atribuyendo los impagos a "dificultades administrativas" ligadas al cierre y apertura de los ejercicios financieros de 2023 y 2024, ha sido recibida con escepticismo y frustración. Para el Comité de Empresa de ADISLAN, esta justificación no hace más que evidenciar una falta de responsabilidad empresarial, poniendo en riesgo no solo el bienestar de la plantilla sino también la calidad de los servicios prestados a la comunidad.

Ante esta realidad, el Comité de Empresa no ha permanecido inerte. Ha exigido al Cabildo de Lanzarote la regularización inmediata de los servicios gestionados por ADISLAN, proponiendo soluciones como la gestión directa pública o la creación de un convenio transitorio que asegure tanto los puestos de trabajo como la calidad del servicio. Esta situación crítica ha llevado al comité a anunciar futuras movilizaciones, incluyendo paros parciales y generales, en un intento por presionar para una resolución.

La imagen destacada de esta crónica muestra precisamente eso: un mar de trabajadores unidos frente a la adversidad, portando pancartas que claman por justicia salarial y derechos laborales, frente a la sede de ADISLAN. Es un testimonio visual de la determinación y solidaridad de quienes no están dispuestos a ser meras víctimas de circunstancias administrativas.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses