miércoles, 12 junio 2024

Canarias quiere eliminar la amenaza medioambiental en La Graciosa

 

La Viceconsejería de Medio Ambiente, dependiente de la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, ha adjudicado las obras de saneamiento y depuración de las aguas residuales de la isla de La Graciosa, con el fin de eliminar la amenaza de daño medioambiental existente sobre los sebadales de la Zona Especial de Conservación de la Red Natura 2000 y, en concreto, sobre la especie 'Cymodocea nodosa', incluida en el Catálogo Canario de Especies Protegidas.

Ante la constatación de que estos sebadales se encuentran sometidos a diversas presiones derivadas de la actividad humana, entre ellas la contaminación del agua, y ante la inexistencia de una red de saneamiento ni de sistema de depuración en la octava isla, la Viceconsejería de Medio Ambiente inició un procedimiento de responsabilidad medioambiental para la tramitación, por la vía de emergencia, de la contratación de la obra denominada 'Depuradora y sistema de saneamiento en la isla de La Graciosa', destinada a evitar esta amenaza sobre los sebadales, en particular, y sobre el ecosistema marino de la zona en general.

Las obras de ejecución de la depuradora y de la red de saneamiento, cuyo coste superará los 2,7 millones de euros, comenzarán a ejecutarse en breve y afectarán inicialmente a Caleta de Sebo, principal núcleo poblacional de La Graciosa.

 

Características de las obras

Teniendo en cuenta las características de la isla, con una población que oscila entre las 500 personas en invierno y más de 2.000 en verano, así como con más de 150.000 visitas al año, se ha decidido seleccionar la instalación de una depuradora mixta (humedal artificial de flujo subsuperficial horizontal más aireación prolongada) por su adaptabilidad, fiabilidad y explotación sencilla y económica, que incluye la gestión del agua producto y de los fangos.

La obra de emergencia incluye dos depósitos de agua depurada de 150 metros cúbicos con sistemas de cloración mediante pastillas, con toma para camión cuba y conexión a uno o varios pozos filtrantes que recogen el agua tratada no utilizada. Asimismo, se dispondrá de un sistema de ensacado de fangos y unas zonas de secado, junto a la maquinaria de manipulación, carga y transporte para su traslado a Lanzarote.

Todo el sistema de saneamiento y depuración podrá ser telecontrolado y telecomandado desde Lanzarote, dentro de un sistema integrado, al tiempo que se ha buscado el menor consumo energético de las instalaciones y que cuenten asimismo con sistemas de alimentación eléctrica autónoma.

Hay que recordar que el Parque Natural del Archipiélago Chinijo tiene una superficie de 9.112 hectáreas repartidas entre los municipios de Teguise (79%) y Haría (21%) y que es el único espacio protegido de Canarias que incluye un sector tierra y otro de mar.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses