sábado, 31 octubre 2020

Rodríguez reivindica ante la UE que los planes estatales de Recuperación incorporen un apartado propio para las RUP

 

El vicepresidente canario demanda la adaptación de los fondos Covid a los ciudadanos y empresas de las regiones alejadas, además de una rápida distribución

 

El también consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos recuerda a Europa que la crisis ha dejado más al descubierto las debilidades de las Regiones Ultraperiféricas

 

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodriguez, reivindicó hoy ante la Comisión Europea (CE) que los diferentes planes estatales de Recuperación incorporen un apartado propio para las Regiones Ultraperiféricas (RUP) de la Unión, una demanda que inmediatamente hicieron suya el resto de representantes de estos territorios que participan en el V Foro de las RUP. 

 

Rodríguez, que intervino telemáticamente en la última sesión del encuentro, dijo durante su intervención que las debilidades estructurales de estos territorios han quedado aún más al descubierto por el impacto de la crisis y que “nuestro futuro pasa por profundizar en el tratamiento singular que prescribe el Tratado de Funcionamiento de la UE en su artículo 349 para que los ciudadanos no se queden al borde de la quiebra social”.

 

El vicepresidente insistió en que los fondos previstos, además de distribuirse en consonancia con el mayor impacto de la crisis en las RUP, “deben llegar rápidamente a los ciudadanos y empresas, con la consolidación de la reserva en el REACT-EU también en 2022 o para todo el periodo de vigencia (como reclamaron los presidentes RUP en julio).

 

Además, solicitó la prórroga del Marco Temporal de Ayudas de Estado por Covid-19 “todo el tiempo que sea preciso y, en cualquier caso, hasta el 31 de diciembre de 2021”.  Rodríguez precisó que la última propuesta de la Comisión fija el marco temporal de estas ayudas en junio del próximo año y que es “fundamental esa prórroga para que las empresas afectadas puedan acogerse a ayudas de hasta 800.000 euros, al margen de los 200.000 del Reglamento de Mínimis”.

 

El Marco Temporal de Ayudas de Estado es el paraguas normativo que, mediante una Comunicación de la Comisión, está permitiendo la inyección de liquidez a las empresas afectadas por la paralización de la actividad económica.

Rodríguez recordó que ese marco determina las posibilidades de cada Estado miembro y, por tanto, del resto de administraciones, para garantizar, de acuerdo con las normas europeas, la liquidez y el acceso a la financiación de las empresas, especialmente las pymes, “que en el caso de Canarias son la práctica totalidad”.

Durante su intervención, el vicepresidente realizó repaso a los principales indicadores socioeconómicos de Canarias tras la irrupción del coronavirus, que revelan la necesidad de que la Unión Europea profundice en su estrategia a favor del Archipiélago y del resto de regiones ultraperiféricas.

Rodríguez detalló que el turismo supone el 35% del PIB canario y el 40% del empleo, con lo que la paralización a causa de la pandemia ha tenido unos “demoledores efectos”. Entre ellos, citó la caída en la llegada de turistas, que ha disminuido en un 64,2 por ciento en los primeros ocho meses de 2020, en comparación con el año anterior o el incremento del desempleo en lo que va de año un 20,42 por ciento (24,3 por ciento en términos interanuales), pasando de 211.164 personas a 254.280. Cifra a la que habría que sumar los 88.000 acogidos a ERTE hasta agosto. Respecto al PIB, el vicepresidente estimó que caerá a final de año un 21,6 por ciento, cuando la caída a nivel estatal se calcula en el 11,2 por ciento. 

 

 

Estrategias de futuro

 

El vicepresidente también se refirió a la estrategia que sigue Canarias con el Pacto por la Reactivación Social y Económica 2021-2023, apoyado por la mayoría de las fuerzas parlamentarias, así como por las organizaciones empresariales y sindicales, ayuntamientos y cabildos, y los colectivos del Tercer Sector.  Este acuerdo recoge medidas para fortalecer los servicios públicos, apoyar a las personas vulnerables, mantener y recuperar el empleo, impulsar la actividad económica, así como la agilización, simplificación, cooperación y coordinación en trámites administrativos; y el impulso a la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible.

“Es necesario que nuestro Plan Reactiva se refleje en el Plan de Recuperación estatal, que se tenga en cuenta para el reparto, junto al criterio poblacional, otros factores como la caída del PIB o el aumento del desempleo. Exigimos que el Estado realice la distribución de los fondos con el mismo criterio que la UE lo ha hecho entre sus Estados miembros.  

En cuanto a los sectores vitales para la recuperación, el vicepresidente apuntó hacia el turismo como una palanca crucial para la recuperación, “vinculado a un funcionamiento sostenible y con perspectiva digital, para lo que reforzaremos la innovación turística; mejoraremos la formación, la investigación y el conocimiento; y evolucionaremos hacia un modelo más ecológico, pero también más preocupado por el impacto social que genera en puestos de trabajo, salarios y condiciones laborales. 

 

Junto al turismo como sector principal, Canarias también apuesta por el refuerzo de la sanidad, la educación y los servicios sociales; el impulso de las energías renovables y la lucha contra la Crisis Climática; la promoción del ciclo integral del agua o el fomento de la I+D, o la incentivación de  la economía circular y la economía azul.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses