martes, 21 septiembre 2021

Tana Hernández desesperado por la subvención que permita instalar elevador que ya se encuentra en Lanzarote

La historia de Tana Hernández ya está lejos de ser desconocida para el público. Este chico, vecino de Valterra, lleva años esperando que la burocracia le permita salir de casa a pesar de su tetraplejia y mantener una vida lo más digna posible a pesar de su condición de enfermo.

Después de muchos meses de lucha para poder conseguir el permiso de obra del elevador que le haría más fácil la labor de salir de su casa, aún espera la segunda parte de una subvención que la familia no ve llegar y que no saben hasta cuando tendrán que esperar.

El elevador ya se encuentra en Lanzarote pero, por ahora, es imposible su colocación porque no se cuenta con los medios económicos necesarios para ello. Familiares y allegados se quejan de que "si las cosas se hubiesen hecho bien desde el principio, ahora mismo Tana no estaría sufriendo lo que sufre para tener una vida normal". 

Tras mes y medio sin pisar la calle, Tana tuvo que ir a Urgenicas por un problema de salud y en esta ocasión se hizo necesaria de nuevo la colaboración de los Bomberos a los que la familia "agradece su labor ya que el confinamiento supone una doble condena para él".

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses