martes, 21 mayo 2024

OPINIÓN. Restricción al entrenamiento militar para salvar vidas: Un paso en falso de los técnicos del cabildo en Lanzarote

Foto . Elpejeverde.com

S. Calleja 

La reciente decisión del Área de Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote, que hemos conocido por la exclusiva de Diariodelanzarote.com, de prohibir la actividad de buceo de la Armada en el Túnel de la Atlántida refleja un escenario plagado de contradicciones y falta de visión estratégica. Si bien es imprescindible proteger nuestros ecosistemas únicos y frágiles, también lo es considerar las excepciones cuando las actividades propuestas son en beneficio del bienestar general y la seguridad pública.

El equipo de buzos del Mando Naval de Canarias no busca una excursión recreativa, sino realizar un entrenamiento crucial para mejorar su capacidad de rescate en situaciones subacuáticas extremas, una preparación vital para situaciones de emergencia donde la vida humana podría estar en riesgo. Negar esta solicitud basándose únicamente en la preservación del ecosistema(algo que está muy de moda), mientras se han permitido actividades potencialmente perturbadoras por parte de otras entidades menos uniformadas, pinta un cuadro de inconsistencia en las políticas de conservación.

Es irónico que el mismo entorno que ha sido previamente "mancillado" por actividades de organizaciones no gubernamentales de menor importancia, ahora se cierre a un cuerpo especializado cuya misión es salvaguardar vidas humanas. Esta decisión no solo contradice los principios de equidad y sentido común, sino que también podría interpretarse como un descuido hacia la seguridad y bienestar de la ciudadanía.

La Armada, al solicitar el permiso, demostró un alto nivel de responsabilidad y preparación, incluyendo a un enfermero especializado en medicina hiperbárica dentro de su equipo. Este tipo de profesionalidad y especialización subraya la seriedad de su misión y el potencial mínimo de impacto negativo en el hábitat subacuático.

La necesidad de proteger nuestros ecosistemas es indiscutible. Sin embargo, deberíamos ser capaces de evaluar las situaciones en las que las actividades propuestas tienen una justificación válida que supera el riesgo potencial, especialmente cuando estas actividades están diseñadas para salvar vidas humanas en situaciones de emergencia. Es imperativo que el Cabildo de Lanzarote y el Área de Medio Ambiente reconsideren su posición, aplicando un enfoque más matizado que reconozca tanto la importancia de la conservación como la necesidad de preparación en rescate,pero suponemos que esos tecnicos-funcionarios se estarán besado así mismos por haber impedido que un peligroso grupo de "milicos" estropeen nuestra tutierra y sus valores.

 Esta prohibición no solo es una muestra de rigidez administrativa, sino también un fallo en reconocer el valor integral de preparar a nuestros equipos de rescate. La seguridad de nuestra comunidad debe ser una prioridad tan alta como la conservación de nuestros valiosos ecosistemas.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses