martes, 21 mayo 2024

Cambio de rumbo tras Lemaur: la gestora cumple en dos días compromisos salariales olvidados

S. Calleja

Tras la tormenta viene la calma, y en el caso de la Sociedad Democracia de Arrecife, tras la tempestad administrativa y financiera viene un nuevo amanecer. El pasado domingo, los socios de esta centenaria institución decidieron, mediante una votación que resonó como un unánime grito de cambio, poner fin a la era de Lorenzo Lemaur, cuya gestión se vio marcada por un caos económico y administrativo. Este punto de inflexión no solo puso fin a un ciclo problemático sino que también abrió las puertas a una era de esperanza y renovación.

En menos de dos días desde la toma de esta decisión crucial, la Sociedad Democracia ya muestra signos palpables de recuperación. Con la formación de una nueva junta gestora, compuesta por Luis Miranda Hernández como Presidente, Santiago Torres de la Fe como Secretario, José María Bra Rey en el rol de Tesorero, y María Milagros Martín Elvira y Gabriel Rodríguez Barrio como Vocales, se ha tomado el primer paso hacia la reconstrucción. Esta junta gestora no solo simboliza un nuevo liderazgo sino también una promesa de transparencia, eficiencia y sobre todo, respeto hacia los valores que han sostenido a la sociedad a lo largo de su historia.

El primer acto de esta nueva administración ha sido actualizar y pagar los sueldos atrasados a los trabajadores, un gesto que, aunque puede parecer pequeño, es de enorme significado. Es un símbolo de compromiso y responsabilidad hacia aquellos que, con su trabajo diario, mantienen viva la esencia de la Sociedad Democracia. Aunque todavía quedan desafíos por superar, como el pago de las nóminas de enero que Lemaur dejó pendientes, este gesto marca un contraste definitivo con la gestión anterior y ofrece un atisbo de lo que está por venir.

La convocatoria a una Asamblea General Extraordinaria el 07 de abril para constituir oficialmente la nueva junta directiva es el próximo paso en este camino hacia la renovación. Esta asamblea no solo buscará ratificar los nombres que ya comienzan a ser sinónimo de cambio sino también modificar los estatutos para evitar que la historia se repita. Es un momento de reflexión, pero también de acción decisiva, donde cada socio tendrá la oportunidad de contribuir al renacimiento de su sociedad.

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses