viernes, 27 noviembre 2020

OPINIÓN. La invasión inmigratoria en Canarias, reflejo de ineptitud del gobierno PSOE-Podemos, ¿o no?

 

 
 
ASTRID PEREZ

Ayer martes, se hizo claramente tangible la situación en Canarias debida a la doble gran crisis que está poniendo en riesgo el futuro inmediato de todos los canarios. Una, sanitaria y económica, la registrada por la pandemia del virus COVID-19, y otra, la que se veía venir por la inmigración ilegal desde las costas de África. Para que nos formemos en la ineptitud del Gobierno de España en materia inmigratoria , referidos a la Comunidad Autónoma de Canarias, tenemos que hacer un análisis de la evolución de la inmigración en el Archipiélago canario en los últimos años, así como cuáles son los objetivos reales del Gobierno español, en materia migratoria. 

En lo que respecta a la evolución del fenómeno migratorio en Canarias, hay que poner la mirada en el año 2018 – cuando  Pedro Sánchez tomó posesión como presidente del Gobierno de España- y, ya entonces, el Partido Popular mostró la máxima preocupación por la deriva que iban a tomar las políticas migratorias  del actual Gobierno socialcomunista porque,  teníamos en las Islas el pésimo recuerdo de Zapatero en esta materia .

En España, los gobiernos socialistas se han caracterizado siempre por una política migratoria nefasta. Y, desgraciadamente , se ha cumplido el pronóstico que ya hacíamos desde el PP, hace ahora dos años y medio. En el año 2015, bajo la gestión del Gobierno del PP con Mariano Rajoy, entraron en Canarias 870 inmigrantes ilegales. En 2016, también con Gobierno del PP, en Canarias la cifra baja y entran 705 ilegales. Número que sigue bajando en el 2017, donde se registra la llegada de 423 personas en pateras.  Llega el año 2018 y la política española da un giro de 180º  con el derribo del Gobierno de Rajoy y  la entrada de la extrema izquierda  junto al dirigente socialista Pedro Sánchez en La Moncloa. Por “sorpresa” su primer balance en esa etapa arroja en Canarias una cifra desbocada, en el 2019, de 2.698 inmigrantes ilegales arribando a las costas canarias. En el actual año, aún sin concluir, la cifra ya se eleva de manera dramática a las 11.409 personas arribadas en cayucos a suelo canario (sumen los que llegan cada noche), español y por tanto europeo. Somos la frontera más al sur de Europa, no lo olvidemos.

En los dos años y medio de etapa de Pedro Sánchez y su grupo de ¿gobierno? se ha superado la  llegada de inmigrantes ilegales a Canarias en más de un 800 % respecto a la cifra de los años anteriores gobernando España el Partido Popular. Por otro lado, en lo que respecta a las repatriaciones, en 2018, cuando el Gobierno de Pedro Sánchez llegó a La Moncloa, se batió un récord histórico de entradas irregulares en pateras pero se expulsó únicamente  al 19%, la tasa más baja desde 2013. Estos datos evidencian, sin discusión posible, que las políticas sobre inmigración ilegal con un Gobierno sostenido por el Psoe y Podemos se ha caracterizado por un aumento intolerable de llegadas de inmigrantes ilegales a Canarias, unido a una  baja diligencia en los niveles de retorno o repatriaciones. La bicefalia real de gobierno en La Moncloa ha demostrado un desinterés total ante este problema en las Islas Canarias, quizás perseguido, váyase Ud a saber, ya que bien se ocuparon de cerrar las vías de entradas de pateras en el Mediterráneo hacia la Península.

Ud, yo, todos, nos debemos hacer una pregunta ¿Cuáles son los objetivos reales del Gobierno español en materia de inmigración? Ahora, en esta reflexión que comparto con la ciudadanía de Canarias, perfilamos la respuesta. El pasado 18 de enero de 2020 el ministro José Luis Escrivá hacía unas afirmaciones muy preocupantes. Remarcó que la economía española necesitaba millones de inmigrantes para salvar el sistema de pensiones. Escrivá, incluso, lo concretaba en datos asegurando que sería conveniente recibir unas 270.000 personas cada año para garantizar la viabilidad de las jubilaciones y, al mismo tiempo, asegurar el progreso y trabajo. Escrivá, como ministro, dijo que “habría trabajo para todos”. Pero, repasemos esa fallida afirmación diez meses después, recordando que según el actual Gobierno,  España tendría la capacidad de generar trabajo para todos. Entiendo que sonría al leer esto, porque ni Ud, ni yo, ni la mayoría de la población somos idiotas. Miremos el número total de parados en España  y la terrorífica cifra se acerca a los 4 MILLONES personas en el tercer  trimestre de 2020, según los últimos datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE).  Seguramente compartirá, Ud que me lee, los vecinos de cada una de las ocho Islas Canarias, que este Gobierno que ahora cumple un año tras el paso por las urnas, ha perdido el norte actúa como pollo sin cabeza en materia inmigratoria. Rubrico esta expresión coloquial porque, además, se ha conocido que Podemos y el PSOE cuentan con el apoyo presupuestario de Bildu-EH para sacar adelante las cuentas presupuestarias del 2021. En unos presupuestos donde no se adopta ninguna medida para revertir la situación de crisis inmigratoria que padecemos en Canarias.

Y a los hechos me remito, vemos atónitos la llegada masiva de inmigrantes ilegales sin que el Gobierno español haga ni aporte nada, y ahora como no sabe qué hacer con ellos en el puerto de Arguineguín porque es físicamente imposible retenerlos en aquel espacio,  no se le ocurre otra cosa que “soltarlos” a su libre albedrío por las calles de la isla redonda sin dinero, sin comida, sin techo. Falta de humanidad se llama eso, ¡ qué lamentable espectáculo para un gobierno, o eso se autodefinen, que dice ser progresista! Ineptitud.

Únicamente hemos visto en estas semanas fotos turísticas de algunos ministros en las Islas sin que aporten con cifras reales  en el aumento de las repatriaciones. Todo ello supone ejemplos contundentes e indiscutibles de que la política migratoria del Gobierno socialista es que “cuanto más inmigrante mejor…,”como manifestó el ministro Escrivá.

A Ud, a mí, a la sociedad canaria, sólo nos queda “felicitar al Gobierno “ si su objetivo es la llegada masiva de inmigrantes ilegales. Los resultados son excelentes y la presencia de ciudadanos a la deriva en los puertos y calles de Canarias es palpable cada día, ante el rechazo de la ciudadanía por ese abandono y la vulneración de los derechos que tienen estas personas. Mi reflexión que hoy comparto con ustedes en este artículo deseo concluirla con una pregunta que nos hacemos quienes vivimos en las islas, ¿dónde están las patrulleras españolas? ¿Existen? ¿Hay más medios para realizar los trabajos de controles de nuestro litoral y fronteras? Desde La Moncloa, mientras publican normas en el BOE para restringir y censurar la labor periodística de los medios, vemos que el Gobierno de Sánchez y de Pablo Iglesias difunde cada día mentiras y manipulación, pero avances ni los hay ni los habrá en materia migratoria con este gobierno de socialistas y comunistas sostenido bajo los herederos del terrorismo vasco  y la más anárquica sociedad catalana. Recordemos todos, con datos, que el repunte en la llegada de inmigrantes ilegales a Canarias sólo tiene una responsable: La unión PSOE-Podemos

 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
 

 
 

 

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses