jueves, 18 abril 2024

La estrategia de prohibición de NC-BC: ¿solución sostenible o retroceso económico?

Foto Pejeverde.Cima Montaña Blanca

S.Calleja

La controversia se ha desatado en San Bartolomé, Lanzarote, tras la firme postura de Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-BC) contra una propuesta de Coalición Canaria (CC) de construir un aparcamiento en Montaña Blanca. A primera vista, la oposición de NC-BC podría parecer una defensa de la sostenibilidad y la identidad cultural de Lanzarote. Sin embargo, un análisis más detallado sugiere que su estrategia se inclina peligrosamente hacia una política de prohibición total, evocando comparaciones con las tácticas previamente asociadas a sus antiguos socios de Podemos. Esta actitud contraria al desarrollo turístico plantea interrogantes sobre su viabilidad y el futuro económico de la isla.

La reacción de NC-BC a la iniciativa de CC no solo refleja una preocupación por el impacto ambiental y social del turismo sino que también pone de manifiesto un enfoque radicalmente conservador. Pablo Yebra, portavoz de NC-BC, lidera la carga contra lo que denomina "ocurrencias peligrosas" de CC, sugiriendo que cualquier intento de facilitar el acceso turístico a lugares como "Las Grietas" es una afrenta a la sostenibilidad y al bienestar de los residentes locales.

Este enfoque de prohibición total lleva a cuestionar la flexibilidad y adaptabilidad de las políticas de NC-BC en un mundo donde el turismo representa una fuente vital de ingresos y empleo. La insistencia en cerrar completamente áreas potencialmente turísticas hasta que se realice una evaluación de su valor paisajístico o patrimonial ignora la complejidad del turismo como motor de desarrollo sostenible.

La crítica de NC-BC hacia la propuesta de CC de construir infraestructura turística se percibe cada vez más como un reflejo de su aversión general al cambio y la innovación en el sector turístico. Esta postura sugiere una falta de voluntad para explorar soluciones equilibradas que puedan beneficiar tanto a los turistas como a la comunidad local, preservando al mismo tiempo los valores ambientales y culturales de la isla.

La pregunta retórica de Yebra sobre la posibilidad de construir un centro comercial en Montaña Blanca no solo destaca sus temores sino que también subraya una visión potencialmente alarmista y desconectada de las necesidades económicas y sociales de Lanzarote. Este enfoque restrictivo hacia el desarrollo turístico podría llevar a Lanzarote a una encrucijada económica, donde la preservación a ultranza podría obstaculizar oportunidades de crecimiento y mejora en la calidad de vida de sus habitantes.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses