Disa Maneje

El Cabildo de Lanzarote abre las puertas de las dos primeras salas de exposiciones del Museo Arqueológico de Lanzarote

 

  • El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, acompañado por el consejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, el director general de Patrimonio y los consejeros de Patrimonio Histórico y Centros Turísticos del Cabildo,  entre otras autoridades, inauguraron hoy la primera fase de este ambicioso e ilusionante proyecto fraguado en la que a pesar de ser una de las legislaturas con mayor ruido mediático, el Cabildo ha hecho una "apuesta inédita, firme y decidida, como nunca antes ha habido, con el patrimonio de Lanzarote"



  • "Es una obligación de las Corporaciones locales el proteger, conservar y difundir todo este patrimonio que tenemos en la isla para legarlo al futuro”, afirmó el presidente, quien tuvo palabras de agradecimiento para el Gobierno de Canarias, para las áreas de Patrimonio y Centros Turísticos del Cabildo, y de recuerdo especial para D. Juan Brito y para la Familia Manrique de Lara

 

 

Lanzarote, 21 de diciembre de 2018

El Museo Arqueológico de Lanzarote es ya una realidad tras la apertura, esta noche, de las naves laterales del emblemático inmueble de la calle Fajardo, de Arrecife.

 

Pedro San Ginés, presidente del Cabildo de Lanzarote, e Isaac Castellano, consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Canarias, junto al director general de Patrimonio, Miguel Ángel Clavijo; el presidente del Consejo de Administración de los Centros Turísticos, Echedey Eugenio; y la consejera de Patrimonio Histórico de la Corporación, Carmen Rosa Márquez; entre otras autoridades, fueron los responsables de inaugurar la primera fase de un proyecto fraguado “en una legislatura de mucho ruido mediático, en la que en referencia a este Museo se han tenido que despejar muchas críticas, y entre otras, las razones de la compra de la casa donde hoy nos encontramos inaugurando estas dos primeras salas, afirmó el presidente del Cabildo, quien no quiso pasar por alto el agradecimiento a la técnico del Servicio de Patrimonio, Nona Perera, “por la honestidad” demostrada con este asunto al corroborar los hechos tal y como sucedieron en cuanto a la propuesta de adquisición del inmueble, tal y como ha venido explicando reiteradamente el presidente de la Corporación durante estos casi cinco años. “Las razones de la compra, no fueron otras, que la recuperación del edificio emblemático de la capital, único por su singularidad arquitectónica y de edificabilidad, y la puesta en valor de nuestro rico patrimonio arqueológico y etnográfico, encontrado en la isla que data desde la época aborigen, y cultura ancestral. Un rico patrimonio que nos recuerda y pone en conocimiento de la población que Canarias es la única isla de la Macaronesia que ya estaba poblada antes de la conquista europea, explicó San Ginés, entre otras aportaciones y referencias al contenido que se podrá ver a partir de este viernes, 21 de diciembre, en la Calle Fajardo, número 5 de Arrecife. Contenidos que serán completados paulatinamente, actualizándose las muestras y traducidos igualmente a varios idiomas.

 

Este es un proyecto “identitario”, señaló el presidente, en el que además los visitantes a la isla “podrán encontrar las señas del lugar a visitar”, enriqueciendo en este sentido no solo el conocimiento de la población residente sino también la experiencia de quienes visitan la isla. Es además “una obligación de las Corporaciones locales el proteger, conservar y difundir todo este patrimonio para legarlo al futuro, destacó el presidente de la Corporación. No en vano – prosiguió- el Patrimonio ha sido una de las grandes apuestas del Cabildo en esta legislatura, con el Museo de Sitio y el yacimiento de Zonzamas, el de Fiquinineo y San Marcial del Rubicón, la recuperación de las Salinas del Risco y Naos, una restaurándose ya y la otra que se encuentra en proyecto, la restauración de dos Molinos, mediante subvenciones, la compra de otro Molino abandonado como es el de Cabo Pedro para restaurarlo, entre otras muchas actuaciones en curso. “Una apuesta inédita, firme y decidida en esta legislatura, como nunca antes ha habido, con nuestro patrimonio, subrayó.

 

Durante su intervención, San Ginés también sostuvo que están “muy orgullosos y satisfechos” del resultado de este proyecto y primera fase que calificó de “extraordinaria” y del futuro del Museo que “también lo va a ser, a pesar de los vicios ocultos que tenía la casa y de otros problemas burocráticos que afectan a su intervención, como el catálogo del ayuntamiento de Arrecife que no permite a día de hoy rehabilitar, sino restaurar, entre otros.

 

Por último, el presidente quiso agradecer especialmente al Gobierno de Canarias, y a su presidente, Fernando Clavijo, por el apoyo a este proyecto museístico, así como al consejero de Cultura y Turismo, Isaac Castellano, y al director general de Patrimonio, Miguel Ángel Clavijo, por la implicación y apuesta que también están haciendo con respecto a la puesta en valor del patrimonio insular de Lanzarote.

 

Asimismo, el presidente trasladó sus agradecimientos a la consejera de Patrimonio del Cabildo, Carmen Rosa Márquez, y a todo el equipo técnico del departamento por el “intenso trabajo yesfuerzo” realizado en hacer realidad este proyecto, así como a los Centros Turísticos y a su consejero, Echedey Eugenio, que por encomienda del Cabildo de Lanzarote van a gestionar este espacio.

 

El presidente hizo una mención especial a Don Juan Brito, hijo predilecto de Lanzarote, “uno de los grandes custodios del patrimonio, quizá el más grande, de manera innata, de manera autodidacta y donde quiera que esté, seguro que estará muy feliz y esbozará una sonrisa, sabia y socarrona, como las que él nos regalaba.

 

Por último, el presidente no quiso pasar la ocasión de agradecer también a la familia Manrique de Lara, por la generosidad y la paciencia que han tenido, así como trasladarles sus “disculpas por el trance que de manera tan miserable les han hecho pasar en estos años. Les conmino a perdonar a aquellos, pobres de espíritu y faltos de principio, afirmó.

 

Por su parte, el consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, manifestó que "abrir las puertas de este museo supone garantizar el acceso a los ciudadanos a la cultura y a los bienes patrimoniales. Supone convertir en referencia algo que representa lo que somos, de donde procedemos y cuál es nuestra historia, la historia de Lanzarote".

 

 

Según explicó, "esta es una institución pública tiene por objetivo ofrecer a la sociedad una interpretación rigurosa, atractiva y crítica del pasado, y aportar un valor añadido a la isla como destino turístico.

 

 

Tras visitar ambas naves, el acto concluyó con un recorrido por el interior de la vivienda, futura sede central del Museo Arqueológico de Lanzarote que se pondrá en servicio en una segunda fase del proyecto.

 

 

El Museo Arqueológico de Lanzarote

Los Centros de Arte, Cultura y Turismo han asumido la gestión del Museo Arqueológico de Lanzarote por un encargo del Cabildo insular.

 

La instalación se articula en torno a dos naves laterales, inauguradas en la noche de este jueves, que ocupan una superficie global de 275 metros cuadrados, y la casa, que se abrirá en una segunda fase.

 

La primera de las naves, situada a la izquierda de la fachada desde el exterior, es la antesala del Museo Arqueológico de Lanzarote. Desde este jueves, acoge una exposición permanente con algunas de las piezas arqueológicas más importantes de la cultura de los majos presentes en el inventariado del Cabildo como, por ejemplo, la conocida pieza aborigen 'La Estela de Zonzamas'. Además, el visitante podrá disfrutar de piezas de cerámica, útiles hechos de piedra, hueso o cuerno y objetos de adorno y ritual.

 

Este espacio cuenta con la última tecnología aplicada a los espacios museísticos como la realidad virtual, que brindará al visitante la oportunidad de sentirse miembro de una excavación arqueológica; las pantallas táctiles, que muestran distintos yacimientos de pinturas rupestres, y las imágenes en 360 grados, que facilitarán la posibilidad de realizar una visita virtual a diferentes yacimientos arqueológicos. Otro de los espacios de esta sala está dedicado a la historia sepultada, en el que se da a conocer la incidencia de los fenómenos naturales en la investigación sobre el pasado de la isla, haciendo hincapié en las erupciones volcánicas y el avance del jable, que han cubierto más de la mitad de la isla en los últimos siglos. Esta explicación se acompaña de una vitrina que expone elementos recuperados en las excavaciones llevadas a cabo en la Peña de Las Cucharas (Fiquinineo).

 

La arqueología subacuática también está presente con la explicación de las intervenciones realizadas en este sentido y mostrando alguno de los objetos encontrados en los fondos marinos de la isla, como ánforas, balas de cañón y una pipa. Hay, además, un apartado especial dedicado a explicar los ataques de los piratas que sufrió la isla entre los siglos XIV y XVIII. Además, la sala contiene un ejemplar del libro “Le canarien”, escrito por los normandos a su llegada a la isla, en el que se narra la conquista de Lanzarote.

 

La sala A recoge también una de las joyas del patrimonio histórico insular: la momia de un antiguo poblador de Lanzarote. Y es que el mundo de la muerte de los majos es uno de los grandes enigmas de la arqueología insular debido a la falta de sepulturas constatadas y catalogadas. Es probable que ello se deba a la gran transformación geológica que ha experimentado la isla en su historia más reciente por las erupciones volcánicas y la invasión de jable en los siglos XVIII y XIX.

 

 

La sala B

En la segunda nave se desarrollarán talleres educativos, charlas y conferencias y cursos sobre patrimonio. Además, está previsto que albergue exposiciones de carácter temporal.

 

Para la inauguración del Museo, se ha instalado una exposición dedicada a la vivienda de la calle Fajardo 5, como bien patrimonial de Arrecife, a la familia ejecutora de la misma, y al contexto histórico en el que fue construida.

 

En esta sala, el visitante podrá disfrutar de Arrecife, un patrimonio arquitectónico por descubrir, un interesantísimo recorrido por los elementos y las construcciones de mayor interés y valor arquitectónico de la capital de la isla.

 

El Museo Arqueológico de Lanzarote podrá visitarse de martes a viernes de 10.30 a 17.00 horas, y sábados, de 10.30 a 14.00 horas.El precio de entrada será de 3 euros para el visitante general, y de 1 euro para el residente insular, aunque la entrada será gratuita hasta el próximo 8 de enero de 2019.