“Sé que a lo mejor no lo entiendes”

Tras las elecciones del 26 de mayo y ver el resultado que han arrojado las urnas ha tocado negociar, dialogar, consensuar y decidir.

 

La decisión les garantizo no ha sido fácil y es que el juego democrático pone en el escenario políti-co el acuerdo postelectoral cuando no hay mayorías absolutas. Estoy seguro que hemos logrado la mejor combinación, independientemente de que pueda generar desconcierto un pacto PP-PSOE en la isla de Lanzarote, pero para ello también están las oportunidades, para comprobar si ha valido o no esta unión, si realmente somos capaces de dar la estabilidad, la transparencia y el impulso que necesita la corporación y la propia isla .

También es cierto que no podíamos perder la oportunidad de regenerar la primera institución, abrir puertas y ventanas a los vecinos de Lanzarote y La Graciosa. Después de 10 años con las puertas y ventanas “trancadas” ha llegado la hora de poner el Cabildo a disposición de los ciudadanos, de volver a servir a la ciudadanía.

Hemos elegido un compañero de viaje que a priori a algunos les puede parecer antinatural, incom-patible e incomprensible pero debemos ir más allá y echar una mirada larga, ser maduros en pen-samiento, en actitud y actuar poniendo delante los intereses de nuestras islas frente a los intereses partidistas. Son muchas las ocasiones que he escuchado que “los políticos no se ponen de acuerdo” y otras muchas que no es cuestión de derechas o de izquierdas sino de poner a esta isla en el camino del avance, en la senda del crecimiento dejando de lado la crispación, el enfrentamiento, la vengan-za y giremos hacia la gobernabilidad, la estabilidad y el futuro de una tierra sedienta de inversión y anclada en el siglo XX en infraestructuras y servicios.

Desde el Partido Popular apostamos por un pacto estable y duradero, que nace con la vocación firme de mantenerse los cuatro años de mandato y dar respuesta a la necesidad de cambio que también también está pidiendo la ciudadanía. Lo que tenemos claro es que nos vamos a dejar la piel para sentar las bases del futuro de Lanzarote y La Graciosa que ya se lo merecen; protegiendo nues-tro paisaje, buscando la excelencia turística, impulsando las infraestructuras socio-sanitarias, dán-dole salida a la falta de vivienda y poniendo los planes de ordenación en bandeja de salida…

Ahora extiendo mi mano a todos y cada uno de los partidos que conforman el arco político de la primera institución de la isla para consensuar, dialogar los grandes retos de nuestras islas y tratando de igual manera a todos nuestros municipios sin mirar el color.

Amigos, queda mucho por hacer y tenemos que remangarnos la camisa porque tenemos que cumplir con nuestro modelo de isla, “Identidad Lanzarote y La Graciosa”. Te seguiré contando. De momen-to... ¡manos a la obra!.

Jacobo Medina, consejero electo del Partido Popular en el Cabildo de Lanzarot