Disa Maneje

David Duarte Tavío presenta su dimisión como concejal del Ayuntamiento de Arrecife

 

Buenos días a todas, como muchas personas ya sabrán, hoy he presentado mi dimisión como concejal del ayuntamiento de Arrecife, y he entregado mi acta.


Este comunicado no será un texto triste y derrotista ni estará maquillado con palabras políticamente correctas, probablemente por mi manera de ser y actuar estoy en esta situación.
Y es que, cuando decidí acercarme al partido socialista allá por el año 1995, lo hice con la ilusión de pertenecer a un colectivo que trabajara por mejorar la vida de los vecinos del municipio donde he nacido, ya que viniendo como vengo de una familia muy humilde, y siendo el mayor de siete hermanos, sé perfectamente las necesidades que teníamos entonces que no han variado mucho de las que tenemos hoy en día.
Durante mas de veinte años he aportado al partido socialista muchísimo trabajo, dedicación y grandes dosis de ilusión. Capeando e intentando estar al lado de mis compañeros en los momentos duros, que hemos tenido muchos, con mis errores y aciertos.Haciendo piña, mediando, conversando e intentando buscar consenso en un partido que se caracterizaba por ser el más democrático. Hasta hace unos pocos años, siempre había decidido estar en un segundo plano, cargando pancartas, colgando carteles, ayudando en toda la logística del partido, aportando mis ideas y propuestas en el comité municipal...

En 2015 el partido me ofreció tener una mayor implicación y acepté, por las circunstancias que todos conocen, en 2016 tomo posesión como concejal del ayuntamiento del municipio que me vio nacer y crecer, el orgullo fue inmenso, y como no sé ser político, hice lo que se me da bien, trabajar, trabajar y trabajar...Las 24 horas todos los días de la semana. Quien ha necesitado mi ayuda sabrá que esta afirmación es totalmente cierta...comencé a gestionar diversas concejalías, de las que me llevo muy gratos recuerdos, especialmente de las concejalías de vías y obras y de festejos, que me robaron el corazón...Son unas concejalías en las que puedes sentir más directamente a los ciudadanos, sean colectivos o particulares, eso quiere decir que tienes que escuchar y atender sus reclamaciones, y debes cumplir muy seriamente con la palabra dada, es un examen diario. Y esas concejalías me enseñaron que es, lo que debe ser la política, un examen diario en el que el político debe esforzarse diariamente para cumplir las expectativas de los vecinos, y eso no entiende de horarios ni de colores políticos, y si no estas dispuesto a realizar ese sacrificio personal y familiar, no entres en política.

Durante estos casi tres años he dedicado mi vida a intentar gestionar todas las concejalías que he dirigido, de la mejor manera posible, con mucho trabajo y sobre todo con muchísima sensatez. Y me voy con la conciencia muy tranquila porque me he dejado la piel, y estoy convencido que es algo que los vecinos y vecinas de Arrecife van a valorar.
Del partido socialista poco voy a decir, en estos años he ido descubriendo el lado oscuro de un partido que gritaba a los cuatro vientos que es un partido democrático y participativo, que el propio Secretario General ensalzaba la proclama “un afiliado un voto”...nada más lejos de la realidad. Quien me conoce sabe que soy una persona critica, que no se deja influir por los demás, que digo lo que pienso de manera educada y en las mesas de trabajo, en el comité local o donde toque, y fui notando que eso resultaba incomodo a algunas y algunos dirigentes del partido. Cuando las cosas no funcionan en un equipo, nos debemos sentar para intentar mejorar, el problema surge cuando comencé a comprender que hay personas protegidas e intocables, que están por encima del partido, y el mero hecho de ser critico y proponer cambios para poder mejorar la gestión de un municipio que, agoniza por momentos mientras parece que permanecíamos impasibles...me costó, lo que todo el mundo ha visto... me retiran casi todas las concejalías...y pocas semanas después me abren un expediente inventándose motivos absurdos, falases y llenos de hipocresía, con el único objetivo de hundirme personal y políticamente.

Así que sabiendo lo que me espera, y no reconociendo este partido socialista que actualmente dirigen tanto en la luz, como en la sombra , personas avariciosas, que las únicas ansias que tienen no son las de ayudar a los ciudadanos, sino perpetuarse en el poder. He presentado mi dimisión como concejal del ayuntamiento de Arrecife, he entregado mi acta de concejal y además mi renuncia como secretario general del comité local de Arrecife, del partido socialista y mi baja como afiliado.

Estoy en un momento en el que debo meditar si sigo en la vida política, o abandono...Y Sinceramente, son tantas las muestras de cariño y apoyo que me llegan diariamente, que me hacen sentir que puedo seguir siendo útil a los vecinos de Arrecife, porque si hay algo que no he parado de oír estas semanas, es lo que ya sabía desde hace mucho tiempo, que al vecino y vecina les da igual a que partido representes, lo que quiere es que lo ayudes cuando lo necesita y resuelvas sus problemas, y eso se consigue con trabajo constante, como lo he hecho hasta ahora, y siendo resolutivo. Algo que, en momentos es muy duro, pero que si se hace con capacidad y corazón, el resultado es un vecino agradecido, y ese es el mayor premio que me puedo llevar a casa cada día.

Un fuerte abrazo a todas esas personas que tanto me están apoyando en estos momentos, a todos los vecinos de nuestra maravillosa capital y sobre todo un fuerte abrazo a esas pocas personas que tanto mal me han deseado y me desean, porque probablemente sean quienes más necesiten un abrazo que las reconcilie con honestidad y la bondad.