Disa Maneje

María Dolores Corujo: “Es indignante que Ilunion lleve un año sin cobrar por mala gestión”

 

  • La presidenta del Cabildo y la consejera de Recursos Humanos, Régimen Interior y Vivienda han recibido a un representante de la empresa para solucionar la situación irregular dejada por la presidencia anterior.

  • La empresa Ilunion, que proporciona servicios de limpieza en Casa Cabildo y en la Escuela Insular de Música, no cobra desde diciembre del año pasado.

Lanzarote, 1 de octubre de 2019

 

La Presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo y la consejera de Recursos Humanos, Régimen Interior y Vivienda, Rosa Mary Callero, se han reunido en la tarde de hoy, en el Cabildo de Lanzarote, con un representante de la empresa Ilunion, Nicolás Garcia, para tratar la deuda heredada del anterior grupo de Gobierno del Cabildo, así como el vacío contractual en el que la empresa lleva operando desde hace más de un año.

 

Contratos caducados, silencio y facturas sin pagar

 

Ilunion, una empresa de servicios dedicada a dar empleo a personas con discapacidad, tenía adjudicadas desde agosto de 2013 las tareas de limpieza de Casa Cabildo, sede principal de la primera institución insular, de la cocina del Hospital Insular y de la Escuela Insular de Música, en la Avenida Medular de Arrecife. El contrato dejó de estar en vigor desde julio de 2016, por lo que se realizaron sucesivas prórrogas, hasta que todas ellas cesaron el 1 de julio de 2018. Desde entonces la empresa continuó prestando sus servicios al Cabildo sin que mediara ningún contrato y sin que se hubiera firmado ningún documento.

Desde diciembre de 2018 el Cabildo de Lanzarote, presidido en aquel momento por Pedro San Ginés, dejó de abonar las facturas, por lo que la empresa acumula 11 meses de impagos y una deuda de más de 235.000 euros. Durante este tiempo Ilunion no ha dejado de prestar sus servicios, ni de dejar de pagar a sus trabajadores.

El Gobierno de San Ginés también dejó por abonar facturas sueltas de 2015 y 2016, que reclamó a la empresa y que, tras ser rectificadas por ésta siguieron sin abonarse y sin proporcionar respuesta oficial, por lo que tampoco han podido contabilizarse como pérdidas en sus balances.

Cuestionable “buena gestión”

 

“Es indignante que una institución pública, que la primera institución de esta isla, haya tenido un comportamiento así”, declaró la presidenta, María Dolores Corujo. “¿Qué clase de representantes públicos dejan de pagar así, sin explicaciones, a una empresa que hace una labor social?” Reflexionó. “¿Qué clase de personas presumen de buena gestión y de superávit en las cuentas mientras provocan una situación así?”

La presidenta, junto a la consejera Rosa Mary Callero, se han comprometido a buscar las vías para regularizar la situación, que no es la única, según ha podido comprobar el actual Gobierno al revisar el estado de las contrataciones con el Cabildo.

“Quiero agradecer a Ilunion su seriedad y responsabilidad ante la situación”, declaró Callero, que destacó que “han seguido pagando a sus trabajadores y proporcionando servicios a una institución que se ha portado tan mal”.