Disa Maneje

La Cámara de Lanzarote en alerta ante unos presupuestos que dinamitan el nuevo REF

 

  • Insta a nuestros representantes públicos en Madrid a que hagan cumplir la Ley que con tanto tiempo y esfuerzo se ha conseguido aprobar y pongan freno a la discriminación que plantean los presupuestos de 2019.
  • Pide a los responsables públicos en Canarias que, igual que lograron que se aprobara el REF por unanimidad, defiendan su legítimo cumplimiento.

 

Lanzarote, 07/02/19.- La Cámara de Comercio de Lanzarote solicita a los diputados canarios en Madrid que se impliquen al máximo para lograr que se cumpla la Ley de Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) que con tanto esfuerzo se logró aprobar el año pasado después de muchos años de negociación. No ha pasado ni un año desde su aprobación por unanimidad y ya se está incumpliendo. Asimismo, pide a los representantes locales que, igual que lograron que se aprobara el REF de común acuerdo, defiendan ahora su legítimo cumplimiento.

El REF trata de igualar las condiciones de los canarios con el resto del Estado, teniendo en cuenta aspectos vitales como su condición de región ultraperiférica y fragmentada, que para desarrollarse requiere de unos compromisos especiales por parte de la Administración General del Estado. Entre ellas, el eje fundamental es que la inversión del Estado por habitante en Canarias, por Ley, se sitúe siempre por encima de la media estatal.

Sin embargo, los presupuestos que se proponen desde el Gobierno no solo no cumplen con la citada Ley sino que van en contra de los derechos de los canarios y sus logros históricos y nos devuelven a la cola en inversión por habitante, con respecto al resto del Estado, forzando interpretaciones ya superadas para disfrazar el grave perjuicio que ocasionan a la sociedad.

 

Tal y como se produjo durante las negociaciones del REF, donde se vio la unidad de todos, la Cámara de Comercio de Lanzarote hace un llamamiento a todas las fuerzas económicas, sociales y políticas de Canarias a que se coordinen para revertir esta situación, cada una desde su ámbito de actuación. Se debe mostrar un frente común para solicitar al estado el cumplimiento de la legalidad vigente, y el respeto para Canarias y sus ciudadanos.